fielalaverdad

El Espiritu santo es una persona no una fuerza

El Espiritu santo es  una persona no  una  fuerza




 
Los  testigos de Jehová  argumentan  que  el Espíritu sano  no  es  una  persona   y que  no  es  Dios,  pero  un estudio  serio  de las sagradas  escrituras  nos  revela todo  lo  contrario: El  Espíritu Santo es  una persona  y  es  Dios.
. El Espíritu Santo de los testigos
En diferentes publicaciones los testigos afirman que el Espíritu Santo no forma parte de la divinidad, no es Dios, sino que es una “fuerza activa” que emana o brota de Dios. Pero  eso lo hacen basados en sus presuposiciones porque al estudiar la biblia nos damos cuenta que el Espíritu Santo no es una fuerza sino una persona.
a) Es una persona, no una fuerza
Algunos  textos nos confirman tajantemente que es una persona y no una fuerza.
1. tiene conocimiento 1 Cor 2:11 “Porque ¿Quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios” una fuerza no puede hacer eso
2. Tiene voluntad propia: 1  Cor 12: 11 “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere”.  Solo  una persona tiene voluntad propia
3. Tiene mente y escudriña: romanos 8: 27 “Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos”  una fuerza  no   escudriña
4. Decide: hechos 15: 28 “Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias”   solo una persona puede tomar  decisiones 
5. Manifiesta amor: romanos 15: 30 “Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios” solo las personas aman
6. Siente: efesios 4: 30 Y no contrastéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención
b) La blasfemia, el pecado de los testigos

(heb. nê'âtsâh [del verbo nâ'ats, "blasfemar"; también los verbos gâdaf,
jâraf];gr. blasf'mía [del verbo blasf'méÇ]).

Término que denota un lenguaje difamatorio o injurioso hacia Dios. Sin
embargo, los vocablos hebreos y griegos también se emplean con respecto a
palabras y actos que atentan contra el honor, la honra y/o la fama de las
personas.

estos términos están indicando, en su sentido original, que blasfemia es solo posible darse cuando se trata de una persona, en ese caso partiendo de estos términos decir que el Espíritu Santo es una fuerza o poder sería algo errado, `porque el griego y el hebreo indican que la blasfemia solo era posible contra una persona.
Mateo 12:31,32 “Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.  A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero”
Si  las blasfemias eran solo contra las personas y no contra  las fuerzas o poderes, decir que el Espíritu Santo es una fuerza es pecar contra esta persona del trío celestial.
 
c) atributos divinos del Espíritu Santo
 el Espíritu Santo tiene todas las cualidades de una persona y no es una fuerza activa como los testigos dicen, pero además tiene todos los atributos divinos:
1. Omnipresente salmos 139:7,8 ¿A dónde me iré de tu Espíritu?  ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. 
2. Omnisapiente hechos 8: 29 Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro. 
3. Eterno: Heb 9: 14 cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? 
4 Participó en la creación: gen 1:  2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 
5. Participó en plan de redención Isaías 48:16 Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu. 
6. Fuente de la profecía: 2 Pedro 1: 21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. 
d) Definitivamente  el Espíritu Santo es Dios.
Hechos 5: 1-4 “PERO cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una heredad,  y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles. Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios”. 
El Espíritu santo es Dios y de ello no hay dudas.
 

Hoy habia 61769 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=